El año pasado, el youtuber MrGranBomba saltó a la fama por un vídeo en el que era agredido por un hombre al que había llamado "caranchoa". La estrella de internet acabó borrando el vídeo y "vendiendo" su canal de YouTube.

Ahora, el repartidor ha pedido por mediación de su abogado parte del beneficio generado por las millones de visitas del vídeo en cuestión. Según informa Europa Press, el acto de conciliación entre MrGranBombra y el agresor se ha fijado para el próximo 30 de mayo en el juzgado de primera instancia de Alicante.

Según el diario, el abogado del repartidor Carlos Frigola entiende que el youtuber se ha lucrado con la broma "sin el consentimiento" de su cliente, por lo que han pedido ""una reclamación económica del beneficio obtenido" a su costa.

Este hombre ya fue condenado el pasado mes de marzo a pagar una multa de 30 euros por la agresión, pero no tuvo que asumir una indemnización a la víctima.