Alquilar una habitación en un piso compartido solía ser cosa de estudiantes; pero eso cambió con la crisis. Hay pues más demanda. Ahora los universitarios se disputan el alquiler de habitaciones con trabajadores desplazados, divorciados o simplemente con personas que no pueden aspirar a alquilar una vivienda completa. A todos, como al resto, les afecta la actual subida del precio de los alquileres. Subida que ya ha entrado en lo desproporcionado en Barcelona y Madrid. De hecho en estas dos ciudades alquilar una habitación ya cuesta de media más de 400 euros al mes, según Uniplaces.
   
La compañía ha analizado los precios medios de cada zona de ambas capitales atendiendo a su proximidad a las estaciones de metro, con la intención de facilitar la búsqueda de alojamiento a los jóvenes que se trasladen a estas ciudades. Los rangos de precios van, en el caso de Madrid, desde menos de 350 euros hasta los alojamientos cuyo alquiler supera los 550 euros. Mientras que, en el caso de Barcelona, los rangos de precios oscilan entre los 300 euros y los 500 euros. Así, el precio medio del alquiler de una habitación en la Ciudad Condal es de 401 euros, pero se ve superado ampliamente en las zonas del centro y sur. Lo mismo sucede en Madrid, donde la media es de 427 euros. Sin embargo, este precio se supera en los barrios más céntricos.

En ambas hay habitaciones por menos de 300 euros

Según este servicio de reserva de alojamiento, las viviendas cercanas a las estaciones de metro en las que hay que destinar el mayor presupuesto para pagar una habitación en un piso compartido en Madrid son: Francos Rodríguez, donde la media es de 643 euros por habitación; Guzmán el Bueno, donde hay que destinar 610 euros de media; y Ciudad Universitaria, donde cuesta 599 euros.

Por el contrario, las estaciones de metro más económicas en Madrid son las situadas al sur de la ciudad. La lista la encabeza la estación de Villa de Vallecas donde se pagan, de media, 284 euros al mes; las cercanías de Espartales, donde se puede encontrar alojamiento por 285 euros; y la zona cercana a la estación de Sierra de Guadalupe, donde se pagan 291 euros de media.

Mientras, en Barcelona, las estaciones más caras son Diagonal y Provenza, donde se paga de media 538 euros por habitación. Junto a ellas, la zona de Sant Gervasi, donde alquilar alojamiento cuesta, de media, 534 euros.

Las estaciones más baratas son las situadas al este y oeste de la ciudad. Empezamos por la zona de Gorg donde de media se pagan 287 euros al mes. Le siguen las cercanías de La Salut y Sant Roc, donde se puede encontrar alojamiento por 291 euros.