Hace 300 millones de años, la Tierra tenía un aspecto muy diferente al actual. Todos los continentes estaban unidos en un supercontinente llamado Pangea. Un artista italiano, Massimo Pietonbon, ha fusionado este concepto con el actual mapa político mundial.

El resultado es sorprendente. España queda pegada a la costa noreste de la actual Canadá, así como a Groenlandia. Por el sudeste y el este, desparece la separación marítima con África y la actual Argelia sería limítrofe.

China sería el más septentrional de los países, mientras que Nueva Zelanda sería el más meridional. Sudamérica 'encajaría' en África, cuya costa occidental estaría pegada a la costa este de los Estados Unidos.

Clica para ampliar:

Pangea