Un vuelo de la compañía All Nippon Airways que iba a unir las ciudades de Tokio y Los Ángeles sufrió un retraso de una hora y media debido a una pelea que se produjo antes del despegue entre dos de los viajeros.

La trifulca fue recogida por otro pasajero con su móvil. Aunque se desconocen los hechos que la motivaron, sí se ve cómo ambos se enzarzan a puñetazos hasta que uno de ellos es separado y llevado a la zona de cabina. Pero poco después, volvió para seguir con la pelea.

Posteriormente, este pasajero fue llevado a tierra, donde fue retenido. Según la prensa estadounidense, estaba en estado de embriaguez.