Una página web de pornografía pretendía grabar un vídeo con una de sus actrices. El proyecto consistía en grabar a la actriz Molly Cavalli bajo el agua, protegida por una celda, con tiburones a su alrededor, tal y como informan desde TMZ.

Uno de los tiburones consigue —no se sabe cómo porque en el vídeo no aparece el momento— morder a la chica en el pie y hacerle una herida considerable. Pese a la tensión de la escena y el estado de nervios que presenta la joven, asalta la duda sobre si se trata de un hecho real o es parte de un gancho publicitario, ya que las medidas de seguridad parecen insuficientes a la hora de grabar una escena de riesgo como esa.