El vídeo ha sido publicado por los investigadores de dos universidades, de EE UU e Israel, en el medio American Naturalist. Las imágenes se grabaron en 2011, cuando el equipo practicaba submarinismo en Turquía. Tras seguir a una pareja de sepias, observaron que otro macho se estaba aproximando, dando lugar al combate.

Las luchas entre estos cefalópodos son poco frecuentes, ya que caracterizados por su alta inteligencia, acostumbran a resolver sus conflictos con miradas desafiantes o cambiando el color de su piel.

Además de que esta pelea les expone ante los depredadores y las sepias también suelen tener cuidado para no dañar su delicada piel, que es su principal herramienta para camuflarse.