El caricaturista Matt Furie, creador de la rana Pepe, ha decidido matar a su creación después de que esta se convirtiese, sin ninguna intención por su parte, en símbolo de odio.

El famoso personaje, que trajo problemas a Zara a causa de un vestido estampado con ranitas, tiene su origen en el cómic Boy's club, donde nació en 2005, acompañada de otros personajes psicodélicos movidos por la libertad y el buen rollo.

Con el auge del fenómeno meme y antes de que la mayoría de la población conociese tal término, Pepe se convirtió en uno. Su rostro, de trazo simple, se utilizó para transmitir todo tipo de emociones: ironía, decepción, alegría... Sin embargo, todo cambió cuando, hace dos años, grupos de derecha radical se apropiaron del personaje para transmitir mensajes de odio.

La rana Pepe empezó a convertirse en imagen del racismo, la xenofobia, el antisemitismo e ideas similares, por lo que la Liga Anti-Difamación (ADL por sus siglas en inglés), decidió el pasado septiembre incluir a la rana en su listado de símbolos de odio.

"La rana Pepe originalmente no tiene connotaciones antisemitas. Pero a medida que el meme proliferaron en lugares en línea tales como 4chan, 8chan y Reddit, un subconjunto de los memes entró en existencia promover ideas antijudías, intolerantes y ofensivas. Y los que se han extendido de forma viral en Twitter, Facebook y otros sitios", explicaba la Liga.

Pepe es lo que tú quieres que sea, y yo, su creador, digo que Pepe es amor

"Las imágenes de la rana, modificada con un bigote hitleriano, con una kipá (sobrero tradicional judío) o una capucha del Ku Klux Klan, han proliferado en las últimas semanas en los mensajes de odio dirigidos a los usuarios de judíos y otros en Twitter. Una vez más, los racistas y los enemigos han tomado un popular fenómeno de Internet y retorcido para sus propios propósitos de difusión intolerancia y el acoso a los usuarios", dijo Jonathan A. Greenblatt, CEO de la ADL.

Fue entonces cuando, Matt Furie, padre del personaje, decidió intervenir por primera vez desde que creó a Pepe. "Es una locura absoluta que Pepe haya sido usado con un símbolo de odio, y que los antisemitas y racistas estén usando a un colega-rana-pacifista de mi cómic como un icono del odio. Es una pesadilla, y en lo único en lo que puedo pensar es que es una oportunidad para hablar en contra del odio", dijo en declaraciones a Time.

"Entiendo que está fuera de mi control, pero al fin y al cabo, Pepe es lo que tú quieres que sea, y yo, su creador, digo que Pepe es amor", aseguraba el historietista.

Esas declaraciones dieron pie al lanzamiento de la campaña #savepepe, que pretendía alejar la imagen de la rana Pepe de los mensajes de odio. Por desgracia lo funcionó y Furie ha tomado una decisión más radical, matar a Pepe como símbolo de su desacuerdo con el uso que se ha hecho de su creación.

Con motivo del Día del Cómic Gratis, la editorial Fantagraphics publicó una historieta de una página en la que tres personajes asisten al funeral de la desdichada rana. De este modo, Furie deja clara de forma radical su posición en esta polémica.

Muerte de la rana Pepe