Alrededor de cuarenta okupas han "asaltado" a primera hora de este jueves el colegio mayor Luis Vives de València, cerrado desde el año 2012. Diez de los asaltantes han conseguido entrar en el edificio y sustituir a los dos compañeros que permanecían en el interior del colegio mayor desde el pasado 1 de mayo.

Así lo aseguran fuentes de la Universitat de València (UV), que han indicado que el "asalto" se ha producido entre las 7.00 y las 7.30 horas, momento en que había una decena de vigilantes privados de seguridad en las instalaciones.

Los cuarenta okupas han aparecido "por sorpresa" y los vigilantes no han podido evitar que diez de ellos accedieran al inmueble, según las fuentes, que han señalado que no se ha producido ningún enfrentamiento entre ambas partes.

Una vez han entrado estos diez jóvenes, han salido los dos que permanecían dentro del colegio mayor desde el pasado 1 de mayo, fecha en la que una veintena de okupas tomó el edificio.

El pasado día 2, dos vigilantes de seguridad resultaron heridos al intentar impedir que otro grupo de okupas se sumara a los que ya había en el interior del edificio, cerrado desde 2012 por problemas en su estructura.

Tres días después, unas 150 personas secundaron una concentración de apoyo al colectivo que había ocupado ilegalmente el Luis Vives.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) informó el pasado lunes de que el Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia ha oficiado a la Policía Nacional para que identifique a los jóvenes que están en el edificio.

El juzgado también emplazó a la Universitat de València, propietaria del edificio, a personarse en el procedimiento judicial abierto y solicitar el desalojo del mismo o cualquier otra diligencia que considere oportuna.

A este respecto, fuentes de la Universitat han informado que no les consta haber recibido notificación del juzgado para personarse en esta causa.