La actriz Mary Tsoni ha fallecido el pasado lunes a los 30 años, según han informado medios griegos. El cuerpo de la intérprete ha sido hallado en su casa y la causa de su muerte todavía no se ha esclarecido.

Según informa el medio griego Espresso, fue la propia Tsoni la que llamó a una ambulancia y minutos más tarde los paramédicos la encontraron muerta. Tsoni sufría una fuerte depresión desde hace meses.

En su corta carrera como actriz, Tsoni participó en 2005 en la comedia de terror To kako (Evil) de Yorgos Noussias y en la pieza Die Nordend Strasse antes de alcanzar fama internacional con su papel como hija menor en Canino, la aclamada cinta de Lanthimos sobre un matrimonio que cria a sus tres hijos sin influencias exteriores y confinados en su casa en las afueras.

Sus últimos trabajos datan de 2010 Artherapy, un documental musical que mezcla ficción y realidad, y la comedia Ta oporofora tis Athinas dirigida por Nikos Panayotopoulos. Antes de iniciarse en el mundo de la actuación, Tsoni era cantante de la banda de punk Mary and the Boy.