Las películas de los ochenta dejaron su impronta en todos los que las vieron, incluyendo científicos y paleontólogos. Quizá por eso los expertos del Museo Real de Ontario, en Canadá, que han descubierto un nuevo tipo de dinosaurio cornudo han decidido llamarle Zuul crurivastator, en honor al demonio que aparecía en Cazafantasmas y con el que guarda cierto parecido.

La Royal Society Open Science ha publicado el estudio en el que se recogen las características del descubrimiento, excepcional por lo completos y el buen estado en que se encontraron los fósiles de esta nueva subespecie de saurio. El animal tenía cuernos por todo el cuerpo, incluidos dos justo detrás de los ojos, lo que le da el parecido con la bestia de la película.

Con unos seis metros de longitud y unas dos toneladas y media de peso, el Zuul crurivastator era mucho menos fiero de lo que su aspecto podría anunciar, pues era hervívoro. Eso sí, estaban bien preparado para los ataques de los depredadores pues al igual que otros anquilosaurios, familia a la que pertenece, tenía una fuerte coraza, púas y una maza de hueso al final de la cola.

De hecho, uno de los factores más sorprendentes y fascinantes del descubrimiento es que la cola se encontró completa y en buenas condiciones, conservando incluso partes de la piel y se encontró mientras se desenterraba otro dinosaurio más común. El Zuul crurivastator se encontró en Montana y vivió hace unos 75 millones de años.

La asociación de este dinosario con el monstruo de ficción, el malvado semidiós Zuul, es tal que el Museo Real de Ontario invitó al actor Dan Aykroyd, uno de los miembros de la patrulla original de Cazafantasmas, a presentar los restos del animal en el museo, a donde acudió para dar a conocer al mundo el hallazgo.