Los españoles han aprendido con la crisis a vivir de alquiler. Y aunque muchos deciden no apostar por hipotecarse y comprar, lo cierto es que en Madrid y Barcelona conseguir un buen alquiler a un precio razonable empieza a ser cosa de maña y mucha búsqueda. En este momento, hacer frente al alquiler medio requiere de una inversión del 30,30% del salario, frente al 28,15% de hace un año. Dos puntos más en sólo doce meses. El dato es del portal inmobiliario Pisos.com, que calcula que las rentas de alquiler han aumentado de media de 652 euros mensuales a 675 euros.

Para comprar en ninguna región es necesario más del 30% de los ingresos familiaresSegún sus números, el acceso a una vivienda es más complicado ahora que hace un año, ya que requiere de un desembolso del 25,86% del total del presupuesto familiar, un 0,51% más que en 2016. No obstante, el precio de venta por metro cuadrado ha descendido de los 1.552 euros por metro cuadrado a los 1.526 euros, por lo que para afrontar una hipoteca ahora se necesita hacer una inversión del 21,42% de los ingresos, frente al 22,56% del año pasado.

La facilidad de acceso depende de la comunidad autónoma en la que se quiere tener una vivienda. Las mayores diferencias se registran en el alquiler. En la Comunidad de Madrid se requiere hasta el 41,70% del presupuesto familiar para pagar la renta mensual –y eso que según Idealista, Madrid es la tercera ciudad de la UE con más pisos en alquiler–. En cambio, en Aragón únicamente se pide el 22,78%.

Al contrario que con el alquiler, para la compra en ninguna comunidad autónoma es necesario más del 30% de los ingresos familiares. Sin embargo, hay diferencias de hasta el 13,65 puntos porcentuales para comprar vivienda entre comunidades como País Vasco (28,33%) y Navarra (14,68%).

Fomento dice que más pagan en París o Berlín

Pese a estos números, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no parece preocupado con el aumento de los alquileres. Argumenta que "el alquiler en París y Berlín está prácticamente al doble de lo que cuesta en Madrid". Durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles, De la Serna rechazó comparar las políticas de vivienda realizadas en España con la de otros países europeos, como Francia o Alemania. Según el ministro, pese a la necesidad de cumplir con los objetivos de déficit comprometidos con la Comisión Europea, las partidas dedicadas al alquiler y al fomento de la rehabilitación no han descendido.

Los fondos de inversión se están forrando… mientras los vecinos se tienen que ir de casaEntre otras, el programa de ayudas a la rehabilitación de 350 euros por metro cuadrado útil hasta los 31.500 euros, el incremento de ayudas en un 40% hasta los 900 euros para el alquiler, y la financiación de hasta el 100% del precio del arrendamiento para personas con menos recursos y en situación de desahucio.

El ministro hizo frente así a las acusaciones de la diputada de En Comú Lucía Martín, que criticó que el presupuesto dedicado a políticas de vivienda haya sido "recortado casi un 40%" desde que gobierna el PP. Además, acusó al Ejecutivo de fomentar que "el alquiler sea un bien especulativo de primer orden". "Los fondos de inversión se están forrando. Tienen barra libre para comprar, rehabilitar y alquiler mientras los vecinos tienen que irse de sus casas porque no pueden pagar", explicó.

En esa linea, aseguró que se están produciendo "desahucios silenciosos" ante el incremento del precio del alquiler, por lo que pidió al ministro que amplíe la duración de los contratos, permita a ciudades para poder limitar el precio de "los alquileres abusivos" y ponga en marcha un parque público de viviendas con el que, además de "dar respuesta a necesidades de la gente", permita "arrastrar a la baja el precio del mercado privado".