Una de las grandes quejas de muchos usuarios de teléfonos móviles Android es la existencia de aplicaciones, demasiadas quizá, instaladas de fábrica. Ya no solo las que vienen dadas por Google, sino por otras empresas, incluyendo el propio fabricante del dispositivo. Estas tienen un punto en común, no pueden desinstalarse como el resto de apps que el usuario añade.

¿Se pueden desinstalar de alguna manera? Sí, aunque si uno no es un usuario experto conviene optar primero por la opción sencilla, que es la de deshabilitar la aplicación. Algo sencillo, reversible en cualquier momento y que se realiza desde el mismo menú gestor de aplicaciones que se usa para desinstalar aquellas que permite Android.

Para desinstalarlas, lo primero que habría que hacer sería familiarizarse con el término root. Como explican desde varias webs especializadas, como Xataka Android, El androide libre o AndroidPit, hay que hacer lo que se conoce como rootear el dispositivo para poder borrar estas aplicaciones.

Root es un término desconocido para el usuario medio, aunque muy familiar para programadores, especialmente de software libre. Ser root vendría a ser algo así como tener una cuenta de usuario que controla todo el sistema de su dispositivo y que puede acceder a todas las funciones de este. Por eso, es mejor si estás pensando en algo así, dejarlo en manos de alguien experto si lo conoces.

Una vez seas usuario root, puedes hacerte con una app como Titanium Backup que ayudará a realizar comprobaciones sobre el root del dispositivo. En el caso de esta app, habría que dirigirse a la columna de Copiar/Restaurar, donde se puede buscar la app de fábrica que quiere eliminarse. Una vez ahí, se seleccionará la opción de desinstalar.

No es la única forma de eliminarlas y existen otras apps, que funcionan de forma similar.