Corea del Sur inaugurará en octubre de este año la mayor pista de pruebas del mundo para vehículos autónomos. Esta pista, denominada K-City, es una ciudad artificial que servirá para que los desarrolladores de vehículos autónomos prueben sus coches en diferentes escenarios y simulando distintas carreteras.

Se trata de uno de los primeros pasos del gobierno de Corea del Sur en su acercamiento al mundo del coche autónomo. Fue en noviembre de 2016 cuando el gobierno autorizó las pruebas de estos coches, concretamente fue a Samsung.

Habrá carriles bus, autopistas y zonas de aparcamiento para poder simular todas las situaciones posibles de tráfico.

(K-CITY)

Tal y como cuenta Business Korea, se trata de una ciudad, todavía en construcción, de más de 360.000 metros cuadrados, superando en tamaño al que hasta ahora era el circuito de pruebas más grande, el MCity de 129.500 metros cuadrados. MCity es la ciudad del coche autónomo creada por la Universidad de Míchigan (Estados Unidos).

MCity era la ciudad más grande dedica a las pruebas del coche autónomo.

(En la foto puede verse el circuito de MCity, situado en la ciudad de Míchigan, Estados Unidos) (MCITY)

Más de 8 millones de euros

El presupuesto para la construcción de K-City ha sido alrededor de unos 9 millones de euros (11 millones de won) en los que habrá carriles bus, autopistas y zonas de aparcamiento para poder simular todas las situaciones posibles de tráfico. Hyundai y Kia son los que usarán principalmente K-City , aunque firmas del sector tecnológico como Samsung, SK Telecom o Naver también rodarán en esta ciudad. Este proyecto se inaugurará en octubre de 2017 en Corea del Sur.