El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha presentado en el Congreso del Vehículo Conectado (Connected Hub) que se celebra en el Salón del Automóvil de Barcelona el nuevo modelo de gestión de la movilidad que permitirá informar en tiempo real a través de los smartphones o los dispositivos embarcados en el vehículo todas las incidencias que se produzcan en las vías para reducir los riesgos de sufrir un accidente, evitar un atasco o proteger a los usuarios más vulnerables.

Gregorio Serrano ha explicado que “el modelo tradicional de gestión de la movilidad debe y tiene que evolucionar aprovechando las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías y poniéndolas al servicio del conductor. En eso estamos trabajando, en un modelo en el que la DGT es el interlocutor digital y personal de cada ciudadano, de modo que se convierta en su copiloto virtual”. Este nuevo modelo de movilidad se basa en la conectividad, que en los casos de los vehículos es una realidad que ya está presente en la mayoría de ellos bien a través de sistemas embarcados o a través de dispositivos móviles.

La idea es facilitar la prestación de un servicio a todos los usuarios de la vía (conductores, peatones o ciclistas)DGT 3.0 es la plataforma tecnológica que hará posible concentrar en DGT toda la información que los conductores y proveedores de información quieran de manera anónima voluntariamente comunicar: alerta de incidencia genérica proporcionada por un tercero, obras, información suministrada por sensores (warming), paneles de mensaje variable (desvíos, campañas), condiciones especiales de circulación (niebla, peatón, ciclista, vehículos especiales, de emergencia) información estática del mapa de movilidad (restricciones, gasolineras) y velocidades recomendadas (mapas de congestión).

Esta información se enviará en tiempo real y los proveedores de información podrán desarrollar servicios para difundirla solamente a aquellos conductores a los que les pueda afectar de forma directa y que quieran voluntariamente ser informados.

La idea, ha anunciado Gregorio Serrano “es facilitar la prestación de un servicio a todos los usuarios de la vía (conductores, peatones o ciclistas), ayudarles a tomar las mejores decisiones con antelación y conociendo en tiempo real las incidencias que pudieran afectarle”.

Para llevar a cabo esta plataforma, la Dirección General de Tráfico está trabajando con los principales actores del sector (fabricantes, entidades financieras, operadores de telefonía móvil, aseguradoras, empresas de transporte…) para que la conectividad y autonomía de los vehículos ayude a hacer una movilidad más segura y sostenible.

Según un conmunicado de la DGT, "la plataforma DGT 3.0 será la primera que ofrece respuesta a situaciones de seguridad vial con una incidencia directa y positiva en el conductor".

Sin víctimas en la carretera

La plataforma DGT 3.0 se vincula en la “Visión Cero” como base para conseguir una movilidad segura y sostenible. Según Serrano “eliminar totalmente los accidentes de nuestras carreteras es algo difícil de imaginar a día de hoy, pero sí sabemos que gracias a los avances tecnológicos estamos en el camino para lograrlo. La plataforma de vehículo conectado es una de las ayudas que van en esa línea y que permitirá tener a los conductores mejor informados, más atentos y por lo tanto, con muchos más medios a su alcance para evitar el accidente.

Los expertos indican que en los próximos años los vehículos mejorarán sus capacidades de visualizar situaciones, comprenderlas y evitar los accidentes ayudando a que las distracciones y errores humanos desaparezcan como causa del accidente. A mayor número de usuarios conectados que decidan interactuar en la plataforma, mayor información se generará en tiempo real para tomar mejores decisiones que nos permitan circular en un entorno de movilidad más seguro.