Una avería general de infraestructura ha provocado este sábado fuertes demoras en todas las líneas de trenes de Cercanías Madrid, según ha informado Renfe a través de las redes sociales, sin que se sepan más detalles de lo ocurrido.

Media hora después, Renfe ha comunicado que la avería se había resuelto y que los trenes comenzarían a recuperar paulatinamente el servicio de forma normal.

No ha sido hasta una hora después cuando se ha sabido que la avería eléctrica había ocurrido entre las 13 y las 13.24 horas este sábado en la estación de Chamartín y que estaba relacionada con el sistema de señalización. En cualquier caso, la compañía ha descartado que esta avería tenga nada que ver con el ciberataque informático sufrido por empresas este viernes.

A última hora de la tarde de este sábado, los trenes de Cercanías seguían con retrasos, en algunos casos de hasta 25 minutos, según fuentes de Adif. Las líneas más afectadas por la avería eléctrica que ha llegado a paralizar la circulación en toda la red han sido las C2, C3, C4 y C5.

Por si fuera poco, este sábado por la tarde también se ha producido otra avería en torno a las 17.30 horas, ya solucionada, en la señalización del túnel de Recoletos, lo que ha contribuido a aumentar las demoras.