Una mujer embarazada y el bebé de seis meses y medio que esperaba han fallecido este viernes en el Hospital Comarcal de Melilla.

El caso ha sido puesto en conocimiento del juzgado por parte del propio centro sanitario, para la práctica de la autopsia que determine la causa del fallecimiento de estas dos personas. Fuentes médicas afirman que la parturienta tenía antecedentes por cardiopatía, hipertensión y diabetes.

La gestante acudió de madrugada a Urgencias del Hospital Comarcal con un dolor en la boca del estomago, y tras ser atendida por el personal sanitario de guardia y ser vista por una ginecóloga, no se consideró necesario su ingreso al entender que no había riesgo para el embarazo, por lo que fue dada de alta.

Unas horas después, sin embargo, fue llevada de nuevo a Urgencias. Esta vez con una parada cardiorespiratoria, motivo por el que fue conducida de inmediato al quirófano, falleciendo poco después tanto ella como la hija de seis y meses y medio que estaba esperando.

El caso está sub judice, y hasta el momento se desconoce realmente qué ha podido pasar. Una de las pruebas claves para arrojar algo de luz sobre el caso será la autopsia.