Una mujer de 80 años de edad ha resultado este domingo herida leve al descolgarse una de las dos puertas de la Basílica de València, minutos antes del tradicional traslado de la Virgen de los Desamparados, según han informado fuentes de la Policía Local y de la agencia de noticias del Arzobispado de Valencia (AVAN).

La mujer, que ha sido atendida por heridas en la cabeza por miembros de la Cruz Roja, ha sido trasladada al Hospital La Fe de Valencia, aunque su estado no reviste gravedad.

Fuentes de Bomberos de València han informado de que los hechos se han producido poco antes de las 10.00 horas, y al parecer la aglomeración de personas en las puertas de la Basílica ha provocado la rotura de las bisagras y la caída de la puerta.

Según ha señalado AVAN, la puerta, una de las dos ubicadas en los pies de la Basílica de la Virgen de los Desamparados, con relieves de bronce, ha caído lateralmente lo que obligará a la procesión de esta tarde a entrar por la puerta de la Almoina.

La puerta, de 5 metros de alto y 1.100 kilos de peso, ha caído lateralmente sobre la otra quedando apoyada en ella, aunque también por el golpe, "esta segunda puerta ha sufrido algunos daños y la rotura de las bisagras", según ha indicado el rector de la Basílica, Juan Bautista Antón.

Las dos puertas fueron instaladas en mayo de 2005 e incluyen los ocho relieves en bronce que el escultor valenciano Octavio Vicent (1913-1999) donó a la Basílica un año antes de su fallecimiento, colocadas en la entrada de la Basílica recayente a la Catedral de Valencia, en el Pasaje Emilio María Aparicio, ha informado AVAN.

Cañizares pide por los jóvenes "manejados por ideologías engañosas"

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido este domingo, durante la Missa d'Infants que ha presidido en la fiesta de la Virgen de los Desamparados, la ayuda de la patrona para los jóvenes "que están desanimados por no tener empleo tras el sacrificio de sus estudios o que son utilizados con contratos basura y tienen que irse al extranjero", así como los que "son manejados por ideologías tan engañosas y llenas de mentira por legislaciones ideológicas en el campo de la enseñanza".

Durante la homilía que ha pronunciado ante miles de personas en la plaza de la Virgen, Cañizares ha invocado a la Geperudeta para "defender los derechos humanos inviolables y fundamentales" que "no son fruto de consensos políticos o económicos", como el derecho "a la enseñanza y libertad de educación, claramente amenazados en nuestra tierra", según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

También ha pedido a la Mare de Déu que asista a todos los jóvenes que están "sujetos a adicciones como droga, alcohol o sexo", y a los que son "instrumentalizados por intereses inconfesables, rebajándoles a objetos". El cardenal ha implorado a la patrona por "las familias del todo el mundo", especialmente "las que sufren en sus países de origen y en los campos de refugiados", víctimas de "la violencia y la guerra".