Las empresas de seguridad informática Symantec y Kaspersky han informado de que están investigando ciertas pistas que relacionan el ataque informático con el virus gusano WannaCry con el grupo de piratas informáticos Grupo Lazarus, presuntamente relacionado con Corea del Norte.

Las dos empresas han señalado que parte del código de una versión anterior del ransomware WannaCry aparece también en programas utilizados por el Grupo Lazarus, que diversos investigadores de seguridad informática vinculan directamente al Gobierno de Pyongyang.

El virus afectó a ordenadores con versiones antiguas de software de Microsoft que no había sido actualizado recientemente. La firma liberó parches el mes pasado y el viernes para arreglar la debilidad que permitió al gusano WannaCry propagarse por las redes. Diversas fuentes han apuntado que el virus utilizaba una herramienta elaborada por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) y filtrada el pasado mes de abril a la red.

La Casa Blanca ha revelado este lunes que los atacantes han obtenido menos de 70.000 dólares en rescates por esta oleada que ha infectado unos 300.000 equipos de unos 150 países, lo que concuerda con los datos proporcionados por la agencia policial de la UE, Europol.

Las dos empresas han señalado que parte del código de una versión anterior del ransomware WannaCry aparece también en programas utilizados por el Grupo Lazarus, que diversos investigadores de seguridad informática vinculan directamente al Gobierno de Pyongyang.

El virus afectó a ordenadores con versiones antiguas de software de Microsoft que no había sido actualizado recientemente. La firma liberó parches el mes pasado y el viernes para arreglar la debilidad que permitió al gusano WannaCry propagarse por las redes. Diversas fuentes han apuntado que el virus utilizaba una herramienta elaborada por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) y filtrada el pasado mes de abril a la red.

La Casa Blanca ha revelado este lunes que los atacantes han obtenido menos de 70.000 dólares en rescates por esta oleada que ha infectado unos 300.000 equipos de unos 150 países, lo que concuerda con los datos proporcionados por la agencia policial de la UE, Europol.