La Policía Nacional ha desarticulado una red de tráfico ilícito de inmigrantes este martes con el arresto de cuatro personas -entre ellas un jugador de fútbol- vestía a los inmigrantes con la equipación oficial del equipo para confundirlos con el resto de jugadores para pasar la frontera.

En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía ha asegurado que la investigación se inició en el mes de enero por agentes especializados de la Brigada de Extranjería y Fronteras sobre una red dedicada al tráfico ilícito de inmigrantes.

Al parecer, camuflaban a los inmigrantes entre el personal perteneciente a un club de fútbol que viajaba a disputar partidos a la península, en este caso el AD Ceuta que milita en el grupo X de Tercera División junto a los clubes de Cádiz, Sevilla, Huelva y Córdoba.

El pasado día 14, uno de los miembros del citado club se percató de la presencia en el interior del buque que trasladaba al equipo de un hombre que vestía el chándal oficial del equipo pero que no formaba parte del mismo.

Pago por traslado

Tras solicitar su identificación, se comprobó que el DNI que portaba no correspondía a su persona. Manifestó que se lo había proporcionando un miembro del equipo deportivo y por él, habría pagado la cantidad de 1.000 euros.

Posteriormente, se localizó al único miembro de la expedición deportiva que no llevaba puesto el chándal del equipo, quien fue detenido, al igual que una mujer supuestamente encargada de dar cobijo al inmigrante los días previos al embarque en su propio domicilio.

Asimismo, fruto de la investigación fue detenida una tercera persona que acompañaba al inmigrante en todo momento durante el embarque y traslado a la península, mientras que el joven marroquí también fue igualmente arrestado por falsedad documental.

Los detenidos son T.M.B., de 34 años y nacido en Ceuta, M.A., nacido en Marruecos de 19 años, I.A.L., de 23 años y nacido en Ceuta, y una mujer llamada N.H., de 32 años, la cual cuenta con antecedentes policiales anteriores, según la misma fuente.

Futbolista condenado

El futbolista del AD Ceuta ha sido condenado a última hora de la tarde este martes a dos penas de seis y cuatro meses de prisión por sendos delitos por pasar a la península a un inmigrante indocumentado, aunque no ingresará en prisión.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que el futbolista ha prestado esta tarde declaración en el Juzgado de Instrucción de Ceuta acompañado por su abogada tras ser detenido el pasado domingo.

El futbolista de la AD Ceuta ha reconocido los hechos pero no ingresará en la cárcel, al carecer de antecedentes penales y aceptar las penas por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otro por la cesión de un documento legal para su uso.

El jugador ha sido condenado a una pena de siete meses y quince días de cárcel que, gracias a la reducción obtenida por la conformidad alcanzada entre las partes, se ha quedado en seis meses.

Me presento muy triste pero asumo mi responsabilidadLa pena por la cesión del documento de identidad al inmigrante, de seis meses de prisión, ha quedado reducida a cuatro, además de una multa de tres meses a dos euros diarios, que se reduce a dos.

Después de conocer la sentencia, el jugador ha dado lectura a un comunicado en la sede del club, sin admitir preguntas. "En estos dos días he tenido tiempo para presentar y me presento muy triste pero asumo mi responsabilidad", ha dicho.

"Quiero limpiar la imagen y el nombre del club porque es mi equipo, mi club y mi familia y entiendo la decisión de apartarme. Mi error ha sido no acudir al club para contar que tenía un problema, me asusté y tenía miedo", ha afirmado Ismael M.

Pide disculpas

Asimismo, el futbolista ha añadido: "asumo mi parte de responsabilidad, reconozco los hechos y lo hice porque estaba amenazado y tenía miedo, lo cual ya se lo he contado a la justicia".

El jugador ha pedido disculpas: "Muero por este club, asumiré cualquier decisión que tome, me han acompañado en este duro momento y les doy las gracias".

Por su parte, el presidente de la entidad AD Ceuta, Luhay Hamido, ha afirmado que "con ésto damos zanjado el tema como club, no vamos a hacer ninguna declaración más y ahora me reuniré con la plantilla, el cuerpo técnico y la directiva para tomar una decisión a nivel interno".

Luhay Hamido ha asegurado que el jugador está "apartado, no despedido".