Un menor de 15 años ha sido detenido en la provincia de Alicante acusado de haber grabado vídeos e imágenes de contenido sexual a su expareja de 13 años y mostrarlos luego a varios amigos comunes, según un comunicado de la Policía Nacional.

Al arrestado se le imputan los presuntos delitos de violencia de género, descubrimiento y revelación de secretos, y corrupción de menores, indica la nota de prensa.
El sospechoso ya ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, tras ser detenido el pasado día 11, y era alumno del mismo centro docente donde cursa sus estudios la niña, quien, presuntamente, "estaba siendo víctima" de "violencia de género" por parte de él.

La investigación comenzó gracias a la labor desempeñada por la delegada de Participación Ciudadana, una agente de la Policía Nacional que tuvo conocimiento de lo que sucedía a raíz de una de las numerosas charlas dirigidas a menores que imparte de manera diaria en los colegios para advertirles de los riesgos en las redes sociales.

La Policía supo, además, que el detenido ejercía supuestamente "un gran control" sobre su entonces novia, a la que instó también a hacerse varias fotografías de contenido sexual que, según la nota de prensa, "la niña voluntariamente le envió a través de una aplicación de mensajería móvil".

El arrestado llegó a realizar grabaciones de contenido sexualmente explícito sin el consentimiento de la niña y que después mostró a varios amigos en común, señala el comunicado.

"Continuó amenazando a la niña"

Una vez cesada la relación, el menor "continuó amenazando a la niña, así como vejándola en repetidas ocasiones, llegándole incluso a decir que colgaría en varias redes sociales todo el contenido sexual que tenía de ella", añade la nota de prensa.

Los agentes registraron el domicilio del menor con el consentimiento de sus padres donde intervinieron los teléfonos móviles presuntamente usados para llevar a cabo las grabaciones, así como diverso material informático, según fuentes policiales.