McDonald's se ha visto obligado a retirar un anuncio sobre una hamburguesa de pescado en el que el protagonista es un niño cuyo padre está muerto. La cadena de comida rápida ha sido acusada de "atentar contra los sentimientos de los niños", como recoge CNN.

El anuncio, de minuto y medio de duración, ha sido producido por una compañía externa y muestra al joven haciendo preguntas a su madre sobre el progenitor fallecido.

Su madre le contesta que tenían muchas cosas diferentes, tanto físicamente como en cuanto a intereses de ocio y deportivos. Así, al llegar a McDonald's, el niño pide una hamburguesa de pescado y ella le cuenta que "esa también era la favorita de tu padre".

Críticas en la red

Varios usuarios de las redes sociales mostraron su descontento por el contenido del anuncio. Más de 150 personas criticaron la campaña, y McDonald's ya ha tenido que excusarse y comentar que "a lo largo de la semana puede que se vuelva a emitir por un acuerdo con la empresa creadora".