El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, ha pedido a la alta inspección un "informe detallado" para comprobar si algunos libros de texto catalanes "vulneran la normativa vigente", tras la denuncia del sindicato de profesores AMES sobre "falta de rigor" en algunos contenidos de historia. El sindicato de profesores AMES ha denunciado "falta de rigor" en algunos libros de texto

"Hay un currículo que respetar, que no entra en concreciones pero sí es genérico, y si en algún libro de texto se vulnera o no cumple ese currículo o de alguna manera se desenfoca, nosotros tenemos que actuar a través de la alta inspección", ha dicho Marcial Marín.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró este miércoles que "todos los libros de texto deben cumplir los requisitos de rigor y respeto de valores constitucionales y que la competencia de supervisar los libros es de las comunidades autónomas en su ámbito territorial, mientras que la función de Educación es subsidaria", en el caso de que no se haya velado por ese respeto.

Tras asistir a un acto de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), que cumple 40 años, el secretario de Estado ha explicado que él mismo pidió hace unos días a inspección ese informe de manera urgente tras conocer la denuncia del sindicato de profesores.

Marín ha insistido en que si cuando reciba ese informe de inspección se comprueba que "se incumple la legislación básica, entonces se hará el oportuno requerimiento e iremos a través de los juzgados".

"Desconcierto" de Ensenyament

El secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Antoni Llobet, ha mostrado este jueves el "desconcierto" de la Conselleria d'Ensenyament ante el encargo del Ministerio de Educación a la alta inspección para elaborar un informe sobre los libros de texto en Cataluña y otras comunidades autónomas.

Ha remarcado que este encargo, que el Ministerio no le ha comunicado, denota un desconocimiento del marco normativo, y ha recordado que hace años que desapareció el informe favorable previo y se considera que hay una "profesionalidad" de los responsables de elaborar materiales.

Ha afirmado que ese encargo también muestra una "desconfianza" sobre la profesionalidad y buen criterio de los docentes, y falta de respeto hacia el rigor con el que trabaja con las direcciones de los centros.

Denuncia de falsedades en el informe por parte del sindicato USTEC

El sindicato de la enseñanza USTEC-STEs ha denunciado este jueves "la falsedad de las premisas y afirmaciones" del informe que ha hecho público el sindicato de profesores AMES en el que denuncia "adoctrinamiento" en los libros de texto de Primaria que se utilizan en las escuelas catalanas.

USTEC-STEs ha señalado que AMES se caracteriza "por unas actitudes de un agresivo nacionalismo español" y le han exigido "una disculpa a todo el profesorado ofendido por la difamación que supone la acusación de adoctrinamiento".

Consideran "perversas las finalidades del informe de AMES: crear una policía de pensamiento, un rígido control curricular y la voluntad de represión contra la disidencia propia de las dictaduras o de 'democracias' como la turca".