La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha reiterado el apoyo de la Generalitat valenciana a la finalización de la línea T2 de Metrovalencia, paralizada desde hace seis años por falta de fondos, pero ha reclamado financiación del Gobierno central para ponerla en marcha. "¿Por qué financia el metro de Sevilla y no el de València?", se ha preguntado.

Salvador ha calificado esta actuación, a preguntas de los periodistas, como "uno de los elefantes blancos que hemos heredado del anterior Gobierno (autonómico) del PP, con una falta de planificación absoluta" y que "ha llevado a invertir 190 millones de euros en un agujero que en estos momentos conecta Nazaret con la calle Alicante en una línea que no está finalizada".

La titular de Obras Públicas ha subrayado que la actuación "no está en un cajón" sino "encima de la mesa" de las prioridades del Consell, aunque estima que supondría una inversión de 140 millones de euros.

Además, ha advertido que se debería de retomar "de una vez" y no por fases, y que conllevaría la construcción de talleres de metro específicos "expresamente para esa línea de metro porque los de Tarongers no conectan", lo que ha cifrado en 40 millones de euros adicionales.

En cualquier caso, Salvador ha recordado que el presupuesto del departamento de Obras Públicas se encuentra "hipotecado en un 80 por ciento de 2017 a 2020, con una deuda de 203 millones de euros en pagos aplazados", y ha reiterado la urgencia para la Comunitat de un nuevo modelo de financiación autonómica y una mejora en la dotación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017.

"Herencia envenenada de la Conselleria de Bonig"

Por ello, ha definido la T2 como "una de las herencias envenenadas del anterior Gobierno (valenciano) y, sobre todo, de la anterior Conselleria de Infraestructuras", que dirigía la actual presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig.

Mª José Salvador ha aludido así al "escenario económicamente complicado" de la Conselleria, "con muchas faltas que cubrir en el área metropolitana" de València en materia de nuevas infraestructuras y mejoras, y ha expresado la disposición de la Generalitat a abordar la T2 "en cuanto podamos implicar al Gobierno de España". Y ha zanjado: "¿Por qué el Gobierno financia el metro de Sevilla y no el de València cuando es la tercera capital de España?"