Según ha informado el cuerpo, los hechos sucedieron el pasado miércoles en el transcurso de un dispositivo de verificación aleatoria del vehículos de la Guardia Civil. Al proceder a la indentificación del conductor de uno de los vehículos interceptados, los agentes comprobaron que tenía retirado el permiso de conducir por la pérdida total de los puntos.

Esta incidencia dio lugar a que se le sometiese a un registro superficial, en el que se le encontraron dos tarjetas bancarias a nombre de una mujer y 415 euros en efectivo. Estos efectos correspondían a un bolso que había sido sustraído momentos antes en el interior de un vehículo estacionado en las inmediaciones del cementerio de Forcadela (Tomiño).

En el interior del vehículo se le intervino, además, un teléfono móvil y otra tarjeta bancaria, cuya procedencia se está investigando, y una serie de útiles posiblemente utilizados para cometer hechos delictivos .

La Guardia Civil ha apuntado que esta persona "cuenta con un amplio historial delictivo por delitos contra la propiedad" y que deberá comparecer, cuando sea citado, ante el Juzgado de Instrucción de Tui, donde fueron entregadas las diligencias.