El objetivo de esta actuación es adecuar las instalaciones a la nueva configuración de vías que posibilitarán la llegada de la alta velocidad a ambas capitales.

Los trabajos, que suponen una inversión de 125.890 euros (IVA incluido), incluyen la modificación del cableado en las conexiones de las líneas de ancho convencional Aljucén-Cáceres y Ciudad Real-Badajoz con la futura línea de alta velocidad. Estas conexiones permitirán el acceso de los tráficos de alta velocidad a Mérida y Badajoz, respectivamente, explica ADIF en nota de prensa.

Las obras licitadas complementan los trabajos de montaje de vía que se desarrollan actualmente en los tramos Cáceres-Mérida y Mérida-Badajoz de la nueva línea de alta velocidad.

Esta actuación va a ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del P.O. Crecimiento Sostenible 2014-2020, Objetivo Temático 7: Transporte sostenible. "Una manera de hacer Europa".