Este operativo, que lleva el Juzgado de Instrucción número uno de la ciudad, se inició este jueves con registros en dos locales de hostelería del barrio de A Milagrosa, que permanecen cerrados y precintados.

A raíz de estos registros se incautó droga, en concreto cocaína, si bien de momento los investigadores no han querido concretar la cantidad confiscada. Además, se ha procedido al registro de dos domicilios.

Los detenidos pasarán a disposición judicial cuando se cierre el operativo, que continúa abierto y no descarta nuevas intervenciones.