En un comunicado, el Consistorio ha informado de que el suceso se produjo sobre las diez de la noche en un autobús de la línea Benta Berri en la calle Matía.

Tras obligar al conductor a detener el vehículo, varios de los atacantes realizaron pintadas "de cariz político" en los laterales del autobús, mientras otros integrantes del grupo mantenían unas bengalas encendidas en la parte delantera del vehículo. Unos minutos después, se dieron a la fuga.

La concejala de Movilidad del Ayuntamiento, Pilar Arana, ha condenado los hechos y ha señalado que este tipo de ataques "únicamente perjudican a la ciudadanía". Arana ha denunciado, además, "el nerviosismo" que este acto generó al conductor del vehículo, así como a los usuarios, al tiempo que ha recordado "el perjuicio para las arcas municipales que suponen destrozos de este tipo".