El Ejecutivo foral adoptó en su sesión del pasado 10 de mayo personarse en este procedimiento judicial para poder ejercer cuantas acciones penales y civiles pudieran corresponder.

Asimismo, el Gobierno encomendó al Servicio de Asesoría Jurídica del Departamento de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia el ejercicio de las actuaciones procesales necesarias, ha recordado el Ejecutivo en un comunicado.