Kathy DiVincenzo, madre de dos niños, era una completa desconocida hasta que hace unas semanas uno de sus mensajes en Facebook, concretamente en el que habla sin pelos en la lengua del posparto, ha acaparado la atención de los usuarios de distintos rincones del planeta.

El mensaje, compartido cerca de 73.000 veces y con más de 13.600 comentarios acumulados, está acompañado de dos imágenes sobre la maternidad realizadas por su amiga y fotógrafa Danielle Fantis con el objetivo de reflejar una realidad que padecen muchas madres.

La primera muestra a dos niños y a una madre con aspecto saludable en un ambiente idílico y la casa recogida. Esto contrasta con la segunda, en la que el desorden se apodera de la habitación y la madre aparece desmejorada. Para ella, esas dos imágenes muestra su realidad y cómo se siente en días diferentes.

"Tenemos que dejar de asumir que el periodo del posparto es siempre eufórico porque para 1 de cada 7 no lo es", escribe en su muro de Facebook. "Necesitamos aprender los signos, los síntomas, los factores de riesgo y los planes de apoyo que existen para las condiciones de posparto".

Kathy DiVicenzo asegura en su texto que la parte más difícil fue ocultar y pretender que no estaba atravesando un periodo de depresión posparto. "Intenté con todas mis fuerzas y hasta en dos ocasiones ocultarlo porque tenía miedo de hacer sentir incómoda a la gente. Me temo que pensaréis que soy un bicho raro, estoy loca, soy una madre terrible o un millón de cosas más, pero no estoy sola en esto".

Por ello, apuesta por "romper el silencio" y terminar con el estigma a través de un llamamiento al resto de madres, para las que, como ella, lo sufren, compartan sus historias y fotografías a través del hashtag #EndTheSilence.