Twitter, una de las redes sociales más populares, sufrió este viernes una caída a nivel mundial provocada por un fallo técnico de origen aún desconocido.

En concreto, se produjeron dos cortes: uno de un par de minutos de duración y otro que se mantuvo durante al menos 10 minutos.

Aplicaciones Tweetdeck o Hootsuite también sufrieron fallos a la hora de publicar o programar tuits.