El sindicato remarca en un comunicado que Día podría estar vulnerando la Ley de la cadena alimentaria, la cual la obliga a la existencia de contrato con los proveedores, donde debe constar el precio, lo que aclararía si estos precios extraordinariamente bajos son efectivamente una venta a pérdidas.

El sindicato pide que, en caso de que Día no disponga de contratos con los proveedores, el organismo dependiente de la Dirección de Comercio informe a la Conselleria de Agricultura para que lleve el caso a la Agencia de Información y Control Alimentarios.