Según han informado fuentes policiales a Europa Press, la perseción comenzó pasadas las 17.00 horas, cuando trató de darse a la fuga para evitar un control y condujo "saltándose las normas y poniendo en peligro a peatones y otros conductores".

En su intento de escapatoria, con un Rover 200, circuló en dirección prohibida por una vía tan transitada como la Avenida de Comuneros y no dudó en embestir a uno coche de la Policía Nacional y varios de la Local hasta que se empotró en la rotonda de La Fontana, donde fue interceptado y detenido.

El presunto autor de los hechos se enfrenta ahora a un delito contra la seguridad vial, y no se descartan otros por ser protagonista de "una aparatosa persecución" por las calles de Salamanca y de poner en riesgo la vida de numerosas personas, dos de los agentes tuvieron que ser trasladados al hospital por resultar lesionados, en principio sin gravedad.