Este domingo ha muerto el lobo que adoptó George R. R. Martin en honor de Fantasma, el compañero animal de Jon Nieve en Juego de Tronos, según ha informado George R. R. Martin en su cuenta oficial de Twitter.

"En memoria del Fantasma de la vida real. Falleció esta semana y lo echaremos de menos, D.E.P.", ha comentado el creador de la saga literaria.

El "mejor amigo" de Jon Nieve es un lobo albino del Artico que vivía en la reserva Wild Spirit Wolf Sanctuay en Nuevo México, EE UU.

Fantasma era parte de un grupo de lobos que rescató esta reserva en Iowa en 2012, y cedió los derechos de su nombre a Martin y su mujer, que decidieron llamarles como los principales personajes de la saga.