La primera ministra británica, Theresa May, señaló este martes que explora con el presidente francés, Emmanuel Macron, la posibilidad de obligar a las firmas de internet a que retiren de sus páginas contenido extremista para combatir el terrorismo.

May viaja a París para reunirse con el jefe de Estado francés antes acudir al estadio de Saint Denis para presenciar un partido amistoso entre las selecciones de fútbol de Francia e Inglaterra.

Antes de su viaje a Francia, la "premier" indicó, en unas declaraciones divulgadas a la prensa, que ella y Macron coinciden en la necesidad de hacer un mayor esfuerzo para luchar contra la amenaza terrorista tras los atentados perpetrados en el Reino Unido en los últimos tres meses -dos en Londres y uno en Manchester-.

En ese sentido, la líder conservadora resaltó la importancia de trabajar junto con empresas de internet -como Facebook y Twitter-.

"La cooperación antiterrorista entre las agencias de inteligencia británicas y francesas es ya fuerte, pero el presidente Macron y yo estamos de acuerdo en que se debe hacer más para afrontar la amenaza terrorista a través de la red", dijo la primera ministra.

"En el Reino Unido, estamos ya trabajando con las compañías de redes sociales para detener la extensión de material extremista y la propaganda venenosa que entorpece mentes jóvenes", añadió.

Así, la primera ministra indicó que su país y Francia trabajarán juntos para animar a las empresas a que "hagan más" y asuman la responsabilidad social retirando el contenido perjudicial en sus redes, incluso explorando la posibilidad de obligarles legalmente a que eliminen "contenido inaceptable".

"Estamos unidos en nuestra total condena del terrorismo", subrayó la jefa del Gobierno, que abordará con Macron la lucha contra el terrorismo en el transcurso de una cena.

Una vez en el estadio de fútbol, May y Macron rendirán homenaje a las víctimas del atentado yihadista en Manchester, en el que 22 personas murieron el pasado 22 de mayo, y el del Puente de Londres el pasado día 3, en el que ocho personas perdieron la vida.

Esta será la primera entrevista bilateral que la primera ministra celebre con Macron desde que éste fuese elegido presiente de Francia hace más de un mes.