Desde el PP han realizado unas fotografías en las que se puede comprobar que las baldosas rotas "han sido pegadas con precinto por la Policía Local o por otros servicios municipales".

Navarro ha considerado que esta situación "refleja el abandono que están sufriendo los problemas del día a día de los zaragozanos". En este sentido, ha lamentado que "mientras Zaragoza en Común pierde en tiempo con sus fantasías políticas, los baches y agujeros se multiplican en la ciudad y la policía recurre a la cinta aislante para reparar las aceras".

Los populares han indicado, en una nota de prensa, que "nunca la ciudad había ofrecido una imagen tan desoladora como consecuencia de la falta de inversiones y del deterioro de los servicios públicos básicos" y han criticado que "el cambio se ha traducido en un verdadero cambio, pero a peor, con una ciudad más abandonada donde los problemas reales de los zaragozanos han pasado a un cuatro plano".