Organizaciones ecologistas han pedido al Gobierno la prohibición de las bolsas de plástico de un solo uso con motivo del día internacional dedicado a este tipo de envoltorios que se celebra este lunes.

Europa consume 100.000 millones de bolsas de plástico ligeras o de un solo uso al año, mientras que en España la cifra oscila entre 5.000 y 6.800 millones, con una media de entre 120 y 144 bolsas por persona y año, según los distintos datos aportados por las ONG.

De acuerdo con las cifras facilitadas por Greenpeace, la utilización media de una bolsa apenas supera los 15 minutos pero puede tardar hasta 400 años en degradarse, lo que crea graves impactos medioambientales. La misma organización asegura que actualmente sólo se reciclan el 7 % de las bolsas "y muchas de ellas ni siquiera entran en el sistema de gestión de residuos", por lo que "se pierden en el entorno" y contaminan el medioambiente y los océanos.

Greenpeace añade que, a nivel mundial, 1.341 especies del ecosistema marino se han visto afectadas por el impacto de estas bolsas por colonización de hábitats, ingestión, enmarañamiento, asfixia u otros.

En 2015, la UE adoptó la directiva europea para la reducción del uso de las bolsas de plástico en todos los Estados miembros y, a pesar de que ya han pasado 7 meses desde que venció el plazo para su transposición, España continúa sin legislación exhaustiva ya que todavía no ha sido aprobado el real decreto sobre este tema presentado en febrero de 2017 por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El objetivo de la normativa europea es la reducción del consumo promedio hasta 90 bolsas por persona antes del 31 de diciembre de 2019 y hasta 40, en 2025.

A nivel autonómico sólo en Cataluña está prohibida, desde el pasado mes de abril, la distribución gratuita de bolsas de plástico comerciales de caja y de reparto a domicilio.