El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha desempeñado un papel clave en la salida de la cárcel de Leopoldo López para que cumpla su pena en arresto domiciliario. Así lo han reconocido tanto la mujer del opositor venezolano, Lilian Tintori como la Comisión de la Verdad, la Justicia, la Atención a las Víctimas y la Paz, creada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Tintori agradeció directamente al exjefe del Ejecutivo español porque, indicó, gracias a sus gestiones con el Gobierno fue que se logró el beneficio que recibió su marido.

"Después de tantos meses, después de tantas visitas a Venezuela, este domingo podemos decir que el presidente Zapatero logró empujar esta medida, y como familia lo agradecemos", señaló la mujer de López.

En línea similar, aunque sin mencionar directamente al opositor, la Comisión de la Verdad, la Justicia, la Atención a las Víctimas y la Paz apuntó en un comunicado emitido este sábado "en el marco del proceso de diálogo nacional, agradece las gestiones del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero"

El organismo gubernamental afirma que Zapatero ha abonado "incansablemente" el camino "para el encuentro y la búsqueda de acuerdos entre las fuerzas políticas de Venezuela en aras del entendimiento pacífico que permita proscribir el ejercicio violento que ha sustituido la acción política de la oposición venezolana".

El documento es un informe para Maduro sobre el trabajo realizado en una primera etapa acerca la violencia política desatada en Venezuela en los últimos meses.

"A través de un comunicado, la Comisión señaló que el informe incluye recomendaciones dirigidas al Poder Judicial, al Poder Ciudadano y al Poder Ejecutivo Nacional, con el objeto de contribuir a la paz del país, al reconocimiento y atención de las víctimas, a la no repetición de tan lamentables episodios que enlutaron a cientos de familias en Venezuela, y a detectar los factores que han disparado niveles sumamente preocupantes de intolerancia y odio", destaca.

Cien días de protestas

Venezuela cumplió este domingo 100 días de protestas contra el presidente en medio de lo que se puede considerar una guerra de poder entre el Ejecutivo chavista y el Legislativo opositor, que se ha declarado en rebeldía ante un Gobierno al que acusa de haber acabado con la democracia en el país.

La Fiscalía eleva a 91 la cifra de víctimas mortales durante las revueltas y miles de personas han sido detenidas. La  oposición ha prometido intensificar las acciones de desobediencia para detener el proceso constituyente activado por Maduro, que ha convocado a las urnas el 30 de julio para elegir a los redactores de una Nueva Carta Magna.

La oposición ha convocado un referéndum, que se celebrará el 16 de julio, para que el pueblo elija "el futuro del país", en el que se planteará a los ciudadanos si rechazan o aprueban el proceso constituyente activado por el Gobierno y se les llama a pronunciarse sobre la celebración de nuevas elecciones.