La actriz Maisie Williams lleva interpretando a Arya Stark en Juego de Tronos desde que tenía 12 años. Ahora, con 20, ha concedido una entrevista a The Times en la que critica a la industria de Hollywood.

Williams critica en la entrevista que la industria anime a las actrices jóvenes a interpretar personajes más mayores y "sexualizados". Considera que ha "tenido suerte de no interpretar personajes dulces".

"Es dificil para las actrices jóvenes que todavia son unas adolescentes que estén obligadas a hacer personajes sexies que venden más en Hollywood", denuncia.

Asímismo, la joven intérprete reveló lo duro que ha sido su trabajo en Juego de Tronos: "A medida que pasaba cada temporada, la presión iba creciendo y se volvió un poco destructiva. Con la pubertad perdí mi confianza y ahora estoy volviendo a recuperarla.