Un joven de Melilla ha sido condenado a cuatro meses de prisión por un delito de amenazas contra el delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Abdelmalik El Barkani, a quien dijo que le "vaciaría un arma si la tuviera", en un escrito en la red social Facebook.

Fuentes judiciales informaron a Efe de que el Juzgado de Instrucción número 3 celebró el pasado sábado un juicio rápido contra este joven, de unos 20 años, que había sido detenido un día antes por la Policía Nacional.

El juicio rápido acabó en conformidad, por lo que la sentencia es firme, apuntaron las mismas fuentes. La pena ha sido suspendida mientras no cometa nuevos delitos, al no superar los dos años de prisión.

Las palabras que provocaron la detención del joven, informa Europa Press, fueron las que se refieren a una presunta amenaza de muerte al delegado del Gobierno: "Si tuviera un arma, te la vaciaría, ya puedes ser el delegado, que el presidente: puumm".

"Te lo pegaría sin remordimientos Abdelmalik o Antonio deberías llamarte", concluye el comentario.

Polémica sobre los corderos

Los comentarios de este joven melillense en Facebook contra el delegado del Gobierno se referían a la polémica que hay en la ciudad autónoma sobre el paso de corderos procedentes de Marruecos para la celebración del Aid El Kebir o Pascua Grande musulmana, que en 2016 fue prohibido debido al brote de fiebre aftosa en los países del Magreb.

El joven acusó a Abdelmalik El Barkani de ser "un moro falso", añadiendo: "te odiamos por estas cosas: negar la entrada de corderos".

Este año, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente ha establecido una serie de condiciones para permitir que corderos de Marruecos puedan pasar a Melilla para la celebración del Aid El Kebir después de que se haya "estabilizado" el brote de fiebre aftosa en el país vecino.

El Barkani afirmó este luns a preguntas de los periodistas que las manifestaciones de T.A.S. en Facebook fueron "muy desafortunadas" y estuvieron "motivadas por alguien que está alentando y considera que lo que no satisface a un partido aquí no es derecho".

"Lamento enormemente que ocurran estas cosas. Es importante que los ciudadanos sepan dónde estamos y que nos jugamos la tranquilidad de esta ciudad. Lo importante es que no vuelva a ocurrir", aseveró el delegado del Gobierno.