Una pelea familiar desatada en la madrugada de este miércoles en una vivienda de la localidad madrileña de Guadarrama terminó con un fratricidio en el que un joven de 25 años acuchilló mortalmente a su hermana, de 21 años, e hirió al novio de esta y a su propia madre.

Tras el aviso dado por los vecinos, alrededor de las tres de la madrugada, la Guardia Civil y los servicios médicos de Emergencias 112 acudieron al domicilio de la familia de origen búlgaro, en el número 39 de la calle Nuevo Guadarrama, y encontraron a varias personas heridas.

Al parecer, el joven de 25 años la emprendió a golpes y cuchilladas contra su hermana y el novio de ésta, un brasileño de 26 años, y contra su propia madre, de 48 años, que intentaba apaciguar los ánimos.

La hermana del agresor había recibido numerosas heridas de arma blanca en el pecho y en el cuello, por lo que fue trasladada por una ambulancia del Servicio de Urgencias Médicas de Madrid (SUMMA 112) al Hospital Puerta de Hierro, en Majadahonda. Durante el traslado al hospital, la joven sufrió una parada cardiorespiratoria, de la que se la pudo recuperar, e ingresó con pulso en el centro sanitario, donde no pudo superar otra segunda parada y falleció.

La pareja de la víctima está grave a consecuencia de las heridas de arma blancaEl novio de la joven, de 26 años, recibió heridas de arma blanca en el abdomen, con afectación al bazo y la cara -que requieren cirugía maxilofacial- y cortes defensivos en brazos y manos. Fue trasladado al Hospital Puerta de Hierro con pronóstico grave pero estable.

La madre del agresor y de la víctima mortal, de 48 años, sufrió diversos cortes y heridas en la cabeza. Fue trasladada al mismo centro sanitario con pronóstico leve.

Según Emergencias 112, el agresor no estaba herido pero tenía "los niveles muy descompensados", por lo que fue trasladado al Hospital Puerta de Hierro en una ambulancia psiquiátrica y permanece ingresado, detenido y vigilado por la Guardia Civil como presunto autor del homicidio.

Fuentes cercanas al caso explicaron que el joven no tiene antecedentes de ningún tipo, que el suceso está bajo secreto de sumario y que se le hará un examen siquiátrico en el intento de determinará las causas de la agresión.

No estaba en tratamiento médico

Pocas horas después del suceso, fuentes de la investigación del crimen dijeron que el presunto fratricida no estaba en tratamiento psiquiátrico.
Los investigadores hallaron en la vivienda el cuchillo con el que el detenido habría llevado a cabo la agresión.

La alcaldesa de Guadarrama, Carmen María Pérez, que decretó tres días de luto por el suceso, informó de que había podido conversar con el padre de la familia, que "está destrozado", y ha asegurado que la agresión a la chica ocurrió tras una "pelea familiar". Según ella, la familia vive desde 2000 en Guadarrama.

Poco después, al mediodía, la alcaldesa presidió un minuto de silencio en memoria de la joven asesinada, un acto al que acudieron más de cien vecinos a las puertas del Ayuntamiento.