El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Alicante ha desactivado este viernes un artefacto explosivo, posiblemente una carga de profundidad de la II Guerra Mundial, a dos millas de la isla de Tabarca, que había sido avistada este jueves por unos buceadores recreativos.

La carga se encuentra a 29 metros de profundidad y, tras varias comprobaciones con el Servicio GEDEX de la Guardia Civil, se llegó a la conclusión de que podía ser una carga de profundidad utilizada a finales de la II Guerra Mundial.

Fuerzas de seguridad procedieron a acotar la zona donde se encontraba, este jueves, para evitar posibles accidentes o manipulaciones, prohibiendo el paso en barco o buceo en ese área.

El artefacto se encuentra a más de dos millas de las playas de Tabarca de modo que no existe riesgo alguno para los visitantes de la isla.