La Unidad Integral de Distrito de Usera de la Policía Municipal de Madrid ha localizado en un piso de la zona a tres galgos, una veintena de aves y una hámster sin comida y en lamentables condiciones higiénico-sanitarios, ha informado el Cuerpo Local en un comunicado.

La falta de responsabilidad puede ser delito de maltrato animal, con penas de hasta 18 meses prisión Los agentes fueron alertados por varios ciudadanos que encontraron a un perro moribundo tendido en el suelo. El animal, de raza Pitbull, falleció momentos después tras precipitarse desde una terraza sin barreras, perteneciente al cuarto piso. Los agentes tuvieron que contactar con bomberos del Ayuntamiento para acceder al domicilio ya que según los vecinos había más animales en situación de peligro, desatendidos y en pésimas condiciones.

En el interior hallaron tres perros de raza galga, con riesgo de precipitarse al vacío y en condiciones higiénico-sanitarias deplorables. En una de las estancias también se localizaron una veintena de aves y un hámster, en las mismas condiciones. Los vecinos comentaron que llevaban sin ver a su cuidador varios días.

Los animales fueron trasladados de inmediato por el servicio municipal de veterinaria urgente (SEVEMUR) al Centro de Protección Animal (C.P.A). La Unidad Especial de Medio Ambiente de Policía Municipal de Madrid se está haciendo cargo de la investigación para esclarecer los hechos, el propietario por el momento se encuentra en paradero desconocido.

La falta de responsabilidad por parte de los dueños puede ser considerada como un delito de maltrato animal, con penas de hasta 18 meses prisión.