La ofrenda con la que el jueves se rindió homenaje a Miguel Ángel Blanco en Getafe (Madrid) ha aparecido este viernes calcinada en la calle que lleva su nombre, situada entre las calles Toledo y Paular, según ha asegurado la alcaldesa, Sara Hernández, al comenzar el Pleno municipal.

La alcaldesa ha manifestado su "tristeza" y ha explicado que se prendió fuego a todos los elementos que dejaron en el homenaje a Miguel Ángel Blanco, como su fotografía y ramos de flores. Según Hernández, esto demuestra "la intolerancia y la falta de respeto, elementos contra lo que luchaba Miguel Ángel y tantos otros que dejaron su vida".

Por su parte, el Partido Popular de Getafe ha condenado "enérgicamente" la quema de la ofrenda en recuerdo de Miguel Ángel Blanco que depositaron en el homenaje en el XX aniversario de su asesinato.

En este sentido, el portavoz adjunto del PP, Antonio José Mesa, ha destacado que "los radicales y violentos que profanan la memoria de Miguel Ángel Blanco son tan indeseables como quienes le asesinaron".

La alcaldesa recordó en el homenaje que el "movimiento cívico y espontáneo tras su secuestro y posterior asesinato, denominado espíritu de Ermua, supuso un punto de inflexión en la percepción que la sociedad española tenía de la actitud de la sociedad vasca ante ETA".