El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha contemplado este viernes la posibilidad de presentar una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: "Si hay que hacerla no será improvisada".

Lo ha dicho en rueda de prensa en la sede del PSC acompañado por el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, al preguntársele por si prevé presentar una moción de censura. Sánchez ha respondido criticando veladamente a Podemos: "Si hay que hacerla, que no lo descarto, será dialogada, consensuada, meditada y trabajada".

Y ha añadido que "lo que no será -la moción de censura- es improvisada", en caso de que finalmente la presente, en alusión a la moción presentada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que no obtuvo el apoyo necesario.

Precisamente ha recordado que el año pasado aspiró a ser investido presidente del Gobierno y no logró los votos necesarios porque Podemos no le apoyó: "No quiero mirar al pasado, hay que aprender de los errores y mirar al futuro".

pactan el camino de reforma constitucional frente al 1-O

Sánchez e Iceta se reunieron este viernes para iniciar a partir del próximo periodo de sesiones del Congreso el camino de la reforma constitucional y otras medidas legislativas, en una hoja de ruta conjunta para "distender" y solucionar el conflicto en Cataluña.

Bajo el título de "Declaración de Barcelona", las ejecutivas de ambos partidos han plasmado su "oferta política" para Cataluña y su plan para el inicio de la reforma de la Carta Magna en clave federal.

La Constitución, dice el PSOE, debe reconocer las "aspiraciones nacionales de Cataluña", delimitar un nuevo reparto competencial "que mejore el autogobierno de la Generalitat" y establecer un "Senado federal como mecanismo de representación territorial" con un componente "pluriligüistico".