La Guardia Civil investiga en Huéscar (Granada) la muerte de una mujer de 66 años a manos supuestamente de su marido, un hombre de 71 años que se ha ahorcado después de cometer el crimen con un hacha, han informado fuentes del instituto armado.

El hallazgo de los dos cadáveres ha tenido lugar sobre las 9.00 horas de en el domicilio conyugal, cuando una hija del matrimonio acudió a la vivienda y encontró a ambos fallecidos.

Los primeros indicios apuntan a que el hombre mató a su mujer con un hacha y luego se suicidó ahorcándose, según la Guardia Civil, que ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

La pareja era conocida en el pueblo porque regentaron durante muchos años una carnicería y una fábrica de elaboración de embutidos

A la Guardia Civil no le constan denuncias previas por maltrato entre la pareja, como tampoco figuran en los juzgados de Huéscar ni en el Centro municipal de atención a la mujer, según ha indicado el alcalde de Huéscar, José García Giralte.

Se trataba de un matrimonio con dos hijos mayores de edad que vivían independizados.

La pareja era conocida en el pueblo porque regentaron durante muchos años una carnicería y una fábrica de elaboración de embutidos.

El crimen ha "conmocionado" a los vecinos de este municipio de algo menos de 8.000 habitantes ubicado en la zona norte de la provincia de Granada, según el alcalde, que dice que era habitual ver a la pareja pasear por el pueblo.

"Los vecinos tampoco conocían que hubiera desavenencias entre el matrimonio", que se había jubilado hace pocos años.

Luto y repulsa

El Ayuntamiento ha celebrado un pleno extraordinario en el que ha decretado un día de luto y secundará el próximo lunes una concentración de repulsa junto a asociaciones de mujeres y otros colectivos.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha confirmado que no existían denuncias previas ni antecedentes por violencia de género contra el agresor.

El delegado del Gobierno ha expresado su "enérgica condena" y su "consternación" ante este nuevo caso de violencia machista y ha llamado a la "unidad de acción de todas las administraciones y de la sociedad civil para acabar juntos con esta lacra intolerable".

"Tenemos que saber identificar y denunciar los primeros indicios de violencia de género para que, cuando se produzcan, la propia víctima, o sus familias, amigos e incluso vecinos, denuncien y den la voz de alarma, porque solo de esta forma desde las administraciones públicas podemos asesorar, prevenir y proteger a las mujeres", ha dicho el delegado.

Ha reiterado que es "imprescindible" que las fuerzas políticas de todo el acto parlamentario articulen un gran acuerdo contra la violencia de género "que nos conduzca a su total erradicación".

La de Huéscar sería la sexta mujer asesinada en Andalucía en lo que va de año por su pareja o expareja, a las que se suma la muerte de un bebé víctima de la violencia de género. En España, en lo que va de año, e incluyendo este último caso, han muerto por violencia de género 33 mujeres y 6 menores de edad.