Cuatro inmigrantes de origen subsahariano han logrado saltar la valla que separa Marruecos de Melilla este sábado y uno de ellos, en la acción, ha mordido en los dedos a un agente de la Guardia Civil y ha lesionado a otro cuando los agentes intentaban interceptarlos.

Según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, los hechos han ocurrido sobre 10:40 horas de este sábado "cuando cuatro inmigrantes han logrado entrar en Melilla saltando la valla por la zona próxima a depuradora".

La portavoz ha subrayado que "uno de ellos ha quedado detenido por agresiones y atentado a la autoridad al haber mordido a un guardia civil en los dedos de una mano y ocasionar pequeñas lesiones a otro".

Asimismo, ha detallado que uno de los cuatro inmigrantes —no el detenido— se ha declarado menor y no ha sido ingresado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, sino que ha pasado a servicio de atención de menores de la Ciudad Autónoma de Melilla.