Más de una veintena de estudiantes se han encerrado desde la tarde de este viernes en un edificio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, donde han pasado la noche, para exigir al Gobierno que "no ignore" a los miembros del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) y que negocie con ellos el Real Decreto sobre becas que se prevé que se apruebe este mes de julio.

Los jóvenes acudieron el viernes a la reunión del Consejo de Estudiantes Universitarios para debatir el decreto de becas que el Consejo de Ministros tiene pendiente aprobar antes de que termine julio y que regulará los umbrales de patrimonio y renta requeridos para poder acceder a una beca, así como la cuantía de las becas y ayudas al estudio del curso que viene.

Según criticó la organización estudiantil CREUP tras el encuentro, a la reunión no acudió el ministro, Íñigo Méndez de Vigo, algo que los representantes estudiantiles consideran "un desprecio".

Tras el encuentro, según relata una de las jóvenes que participa en la protesta en un vídeo desde la estancia en la que han permanecido toda la noche haciendo una "sentada" de protesta, los representantes estudiantiles mantuvieron una negociación de 5 horas con personal del ministerio que terminó sin alcanzar un acuerdo. "Nos plantaron", aseguran los estudiantes.

"Queremos que se convoque al CEUNE, pero no queremos un CEUNE como el de hoy en el que se quede todo de puertas para adentro. Queremos una negociación efectiva y no pedimos que sea vinculante porque sabemos cómo son estas instituciones y no podemos hacerlo, pero queremos que haya una negociación tenga un peso y que sea decisiva", exigía durante la reunión una de las representantes estudiantiles durante la reunión del viernes.

Entre las exigencias de la protesta, según explicaba la estudiante, figura llevar a cabo una negociación sobre el decreto de becas que lleve aparejado "un compromiso de puertas para afuera" por parte de Méndez de Vigo y que éste comparezca con los estudiantes en una rueda de prensa para anunciarlo públicamente. "Hasta entonces nos vamos a quedar aquí sentados esperando a que se muestre ese compromiso", aseguraba.

Fuentes del Ministerio de Educación han indicado que el titular de Educación, que es también portavoz del Gobierno, tenía que asistir al Consejo de Ministros y que ha estado "perfectamente representado" por el secretario general de Universidades, Jorge Sáinz.

Las mismas fuentes han defendido que el sistema actual "impide que los jóvenes se queden sin estudiar por motivos económicos" mediante el mantenimiento de los umbrales de renta y han recordado que el ministerio no va a rebajar la nota media para optar a las ayudas del 5,5 al 5, en línea con la "defensa de la cultura del esfuerzo".

El proyecto de real decreto de becas pasó por el Consejo de Universidades a principios del mes de mayo, que emitió un informe desfavorable.

Los rectores consideran que la nota para las becas de matrícula tiene que volver al 5, una reivindicación que se mantiene desde que en 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy elevara los requisitos académicos.