La DGT recuerda que la puesta a punto de los neumáticos, sistema de frenado, alumbrado o señalización es fundamental para evitar sufrir un accidente de tráfico. Más aún en los vehículos que por antigüedad carecen de los sistemas y equipamientos de seguridad más recientes y que tienen problemas derivados de su uso con el paso de los años.

De hecho, según datos de la DGT, el riesgo de resultar fallecido o herido grave se multiplica por dos al comparar los resultados de los accidentes de tráfico ocurridos con vehículos de 10 a 15 años y los de menos de 5 años.

La Guardia Civil de Tráfico contará durante esta campaña, que se llevará a cabo en todo tipo de vías, con la colaboración de las Policías Locales que se sumen a ella. El año pasado, entre el 11 y el 17 de julio, se denunció a un total de 241 conductores (255 denuncias) de entre los 1.870 controlados en las vías interurbanas. En zonas urbanas, se interpuso denuncia contra 39 de los 755 vehículos inspeccionados.