La plataforma La tortura no es cultura, integrada por 47 asociaciones animalistas, ha denunciado ante las autoridades valencianas el sorteo, previsto para el próximo miércoles, de un toro para comisiones, peñas y asociaciones taurinas por parte de los promotores de la feria de julio.

Según han informado fuentes de LTNEC, la denuncia ha sido presentada ante la Dirección General de Seguridad y Protección Ciudadana de la Generalitat y ante las Delegaciones de Bienestar Animal y de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia.

El sorteo ha sido anunciado y promocionado por las empresas Simón Casas Production y Toropasión Espectáculos y está previsto que se realice el próximo día 19 durante las desencajonadas y el Encuentro de Tauromaquias Populares.

El premio del sorteo es un toro de la ganadería Los Recitales, de Sevilla, y su destino, según las bases del sorteo, es para ser lidiado y exhibido en las calles bajo el formato de festejo de Bous al carrer.

José P. Cubells, abogado de LTNEC, entiende que el sorteo de un animal vivo es contrario a la Ley de Protección Animal de la Comunidad Valenciana, que prohíbe hacer donación de animales como premio, reclamo publicitario, recompensa o regalo, al considerar esta acción como infracción grave, sancionado con multa de 601 a 6.000 euros.

Cubells considera que el toro es animal doméstico, ya que en este concepto se deben incluir no solo las mascotas o animales de granja, sino también a los animales de renta, trabajo o abasto, criados o cebados para la producción de alimentos u otros beneficios económicos.

El abogado indica también que es probable que la empresa anunciadora "ni siquiera cuente con autorización" para la realización del sorteo, lo que podría ser considerado como infracción grave a la ley de espectáculos públicos de la Generalitat.

Por todo ello, la plataforma antitaurina solicita la suspensión o prohibición del espectáculo público sin descartar el decomiso del propio toro.