El Fiscal solicita una pena total de 45 años de prisión para seis personas acusadas de un delito de falsificación de tarjetas de crédito y otro continuado de estafa, al clonar tarjetas de crédito y utilizarlas para pagar en diferentes tiendas de Logroño.

Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, dos de los acusados, teniendo conocimientos y medios para ello y puestos de común acuerdo entre sí, se organizaron con los otros acusados para confeccionar tarjetas de crédito clonando o copiando los datos de contenidos en la banda magnética de tarjetas de crédito legítimas por el método conocido como 'Skimming'.

Así las cosas, y tras obtener las tarjetas falsas, los acusados acudieron el día 17 de enero de 2011 a diferentes centros comerciales de la ciudad donde intentaron pagar ordenadores, televisiones e incluso relojes. En total intentaron más de 9 operaciones en un mismo día, aunque la mayoría de ellas no pudieron ser aceptadas.

Además, las mismas tarjetas que se utilizaron en Logroño se utilizaron previamente en establecimientos de Pamplona (el día 15 de enero) y en Vitoria (el día 17).

El importe total de las compras intentadas realizar con las tarjetas clonadas entre los días 15 y 17 de enero de 2011 asciende a 27.480 euros de los cuales 11.343 euros fueron autorizados.

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito de falsificación de tarjetas de crédito mediante organización y un delito continuado de estafa por lo que procede imponer, a cada uno de los acusados la pena de 6 años de prisión por el primer delito y 18 meses de cárcel por el segundo.

Además, por vía de responsabilidad civil deberán indemnizar conjunta y solidariamente a los diferentes establecimientos por los perjuicios económicos causados que se acrediten.